NFC: ¿qué es y para qué sirve?

NFC-que-es

Aunque el NFC cada vez tiene más aplicaciones en la vida diaria, es una tecnología inalámbrica que existe desde hace varios años.

¿Quieres conocer qué es el NFC y para qué sirve? En Bionix Technologies te lo contamos.

NFC, ¿qué es?

El término NFC significa Near Field Communication, un término que, traducido literalmente, sería comunicación de campo cercano. El NFC es una tecnología inalámbrica de alta frecuencia que funciona en la banda de los 13.56 MHz y que deriva de las etiquetas RFID presentes en abonos de transporte o sistemas de seguridad de tiendas físicas.

El NFC es un tipo de tecnología RFID, pero con un radio de acción muy bajo.

Usos del NFC, mucho más que el pago a través del móvil

El NFC es una tecnología que cuenta con muchos usos, uno de los más importantes y conocidos es el pago mediante el teléfono móvil, que es posible gracias a esta tecnología, pero hay más:

Tu móvil como identificador personal

Esta práctica no está todavía muy extendida, pero abarca una gran amplitud de situaciones en las que podemos usar nuestro móvil como identificador personal: Desde la entrada a un concierto o congreso, acceder a contenidos o incluso hacer uso del transporte público.

A pesar de que estas situaciones que hemos comentado no están muy extendidas en el uso de la tecnología NFC, la que sí se ha convertido en un imprescindible y en uso recurrente ha sido la posibilidad de identificarnos en el cajero sin la necesidad de llevar encima la tarjeta, así como pagar en cualquier establecimiento acercando nuestro móvil al TPV.

Mucho más que bluetooth

Está claro que la conexión bluetooth es la más conocida a la hora de transferir contenidos multimedia o sincronizar dispositivos. El servicio que nos ofrece el bluetooth también nos lo proporciona la tecnología NFC ya sea para conectar nuestro teléfono móvil a auriculares o altavoces, o incluso para compartir contenido multimedia como fotos, vídeos o música entre dispositivos sin necesidad de recurrir a cuentas de correo electrónico, almacenamientos en la nube, etc.

Facilitar tus rutinas y acciones

Llegar a casa, poner tu lista de reproducción favorita y activar el modo avión de nuestro teléfono móvil ahora será automático gracias al uso de las etiquetas NFC que puedes colocar de forma estratégica en tu hogar o en donde tú quieras. Basta solo con que nuestro móvil con NFC las detecte para llevar a cabo la acción que habrás configurado previamente.

Otro modo de facilitar las acciones es la apertura de nuestro vehículo gracias a la tecnología NFC que está disponible ya en algunos modelos de coche. Acerca tu teléfono a la puerta, ¡y listo! Al igual que ocurre con las tarjetas para apertura de puertas en las habitaciones de los hoteles.

Y, como te adelantamos al comienzo de este apartado, el NFC es mucho más que el pago a través del móvil aunque este sigue siendo el uso mayoritario que se le da a esta tecnología que, a pesar de resultar novedosa, lleva entre nosotros muchos años.

Diferencias entre NFC y RFID

Tanto el RFID como el NFC sirven para transmitir datos a distancia, pero existen diferencias entre ambas tecnologías. El RFID hace referencia a la tecnología de identificación inalámbrica por radiofrecuencia en su conjunto. En cambio, los dispositivos NFC están dedicados en exclusiva para la comunicación inalámbrica de corto alcance mediante tarjetas de proximidad.

Podríamos decir que los sistemas NFC forman parte y derivan de la tecnología RFID y pueden considerarse como un subgrupo dentro de las tecnologías RFID.

La principal diferencia entre ambos sistemas es que los componentes de la tecnología RFID (dispositivos, software y etiquetas) pueden operar y comunicarse entre sí a una distancia mucho mayor. Por eso su utilización está destinada a diferentes ámbitos.

RFID, ¿qué es?

El RFID (identificación por radiofrecuencia) es un sistema de recuperación y almacenamiento de datos. Esta tecnología usa dispositivos, tarjetas, etiquetas y software para la identificación de objetos.

Las etiquetas RFID tienen diversas ventajas frente a las etiquetas NFC:

  • Chip. El chip de las etiquetas NFC no se puede recodificar, con lo cual no podríamos añadir, modificar o eliminar la información contenida, algo que sí se puede hacer en el chip de las etiquetas RFID, lo que permite una vida útil más larga.
  • Identificación. El RFID permite identificar gran cantidad de objetos, mientras que cada etiqueta NFC debe leerse una por una.
  • Rango de lectura. Es mucho más fácil leer etiquetas RFID que etiquetas NFC, ya que no necesitan que los dispositivos RFID estén en un rango de lectura más cercano para poder leer la etiqueta.

La tecnología RFID tiene diversas aplicaciones que son muy interesantes para empresas del sector retail, industria, salud y automoción. Puedes descubrir las facilidades y ventajas que proporciona el RFID a las empresas en nuestro post sobre los sectores dónde implementar soluciones RFID.

Aplicaciones del RFID

Los sistemas RFID son muy útiles en los entornos logísticos para organizar cargas, paquetes e inventarios, recopilando estadísticas e información relevante sobre la movilidad de los objetos.

En tiendas físicas del sector retail y e-commerce es muy beneficioso para identificar las prendas y su ubicación, agilizando el funcionamiento diario y estableciendo una medida extra de seguridad.

Puedes conocer cómo funciona el RFID en otros sectores.

Automoción

La tecnología RFID ofrece una trazabilidad total de los componentes y el automóvil una vez fabricado. La industria automovilística consigue así una optimización total en la gestión del stock, los envíos al cliente y el control de embalajes y su recirculación en planta.

Industria

El RFID es muy importante durante los procesos de fabricación y logística. La tecnología RFID permite la automatización industrial y la optimización de los procesos, además de la trazabilidad total de los ítems, como ocurre en el sector de la automoción.

El movimiento de mercancías, haciendo uso de la tecnología RFID, es mucho más sencillo, mejorando la eficiencia y la productividad y generando una disminución de los costes.

Retail

Uno de los sectores donde tiene más importancia el RFID por el consumo acelerado que existe actualmente, por la preocupación de los clientes por la sostenibilidad y por la preocupación de las empresas por gestionar los tiempos logísticos y reducir los costes.

Salud

En el sector sanitario el RFID permite el control y la monitorización de los pacientes, el control de accesos a determinadas zonas restringidas y el control del material sanitario. El RFID permite a este sector tan exigente en tiempos de fabricación y fechas de caducidad cumplir con la normativa vigente.

Además, los robos y problemas con la gestión del stock también se pueden controlar gracias al RFID.

¿Quieres implementar soluciones RFID en tu cadena de suministro? En Bionix Technologies somos expertos en RFID y nos adaptamos a las necesidades de todos nuestros clientes. Contacta con nosotros sin compromiso para descubrir lo que podemos hacer por ti.

¡Comienza a revolucionar tu cadena de suministro!

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿en qué podemos ayudarte?