Tecnología RFID

¿Qué es la tecnología RFID y cómo funciona?

RFID son las siglas en inglés de Radio Frecuency Identification o Identificación por Radiofrecuencia en español. Tras estas siglas, que definen lo que permite hacer RFID, está una tecnología capaz de almacenar, recuperar y re-grabar una inmensa cantidad de datos (hasta cuatro millones de caracteres y millares de bytes) en un pequeño chip y transmitirlos a través de ondas de radio o radiofrecuencia.

RFID permite incorporar además a ese chip un Electronic Product Code (Código Electrónico de Producto o EPC) único para cada producto.

Además, al producirse de forma automática, la transmisión de la información es absolutamente segura. Esto evita casi al 100% los errores de identificación de un producto, una cuestión clave en negocios con mercancías sensibles, como el sector farmacéutico, sanitario o de alimentación.

RFID es, en definitiva, un sistema de comunicación inalámbrica entre un emisor y un receptor. La peculiaridad de este sistema es que gracias a desarrollos tecnológicos como los de Bionix Technologies permite grabar, almacenar y transmitir una enorme cantidad de datos de forma automática en segundos e incorporarlos en tiempo real a los programas de gestión de las empresas u organizaciones.

El mayor avance que ha aportado el RFID y a diferencia de otros sistemas de identificación como el código de barras, es que permite una lectura masiva y sin contacto físico entre el emisor y el receptor, pero totalmente segura. Es capaz de inventariar cada uno de los artículos de un palé, aunque lo rodeen metros y metros de plástico y la información no puede ser descifrada o manipulada por terceros.

Por todo esto, RFID es la tecnología que mejor asegura la trazabilidad de cualquier clase de objeto y ha supuesto una auténtica revolución en la gestión de la cadena de suministro.

¿En qué consiste un sistema RFID?

Un sistema RFID está compuesto al menos por:

ETIQUETA RFID

Una etiqueta inteligente RFID con un chip que almacena la información del producto y una antena para transmitirla.

LECTOR RFID

El lector RFID que extrae la información de la etiqueta y la envía al sistema de procesamiento de datos.

MIDDLEWARE RFID

Un Middleware RFID o sistema de procesamiento de datos que recoge la información y la transmite a los programas de gestión de la organización como un ERP.

La tecnología RFID tiene un funcionamiento muy simple. El lector envía una señal de radiofrecuencia con la que se activa una solicitud de información a la etiqueta o etiquetas del radio de acción establecido. Estas etiquetas envían la información por radiofrecuencia al lector, que la interpreta y en algunos casos la edita para añadir datos sobre la trazabilidad del producto antes de enviarla al sistema de procesamiento de datos.

Este Middleware RFID actúa como nexo de todos los componentes y se encarga de incorporar la información recogida en el sistema de gestión de la organización en cuestión de segundos.

Existen diversos tipos de tarjetas y de lectores, en función de las necesidades de la organización en la que vayan a implantarse. En Bionix Technologies, disponemos de diferentes dispositivos adaptados a cada necesidad que además personalizamos para responder a los requerimientos de cada cliente, ya sea una gran empresa o un comercio.

¿Qué aplicaciones tiene la tecnología RFID?

La tecnología de identificación por radiofrecuencia tiene múltiples aplicaciones y usos, gracias a que las etiquetas son de pequeño tamaño y pueden adherirse o integrarse en prácticamente cualquier objeto, incluso en un ser vivo.

Algunos de los usos frecuentes de RFID son:

En Bionix creamos tecnología RFID para dar solución a numerosos sectores.

Tipos de etiquetas RFID

Existen tres tipos o clases de etiquetas RFID o tags RFID dependiendo de si cuentan o no con fuente de alimentación:

  • Etiquetas pasivas: no cuentan con fuente de alimentación propia sino que se activan con la energía de la onda exterior creada por la antena y el lector RFID. Son etiquetas de corto alcance, su rango de lectura (0-15 metros de distancia) está limitado por la potencia transmitida necesaria para hacer que el chip se active. Es quizás el tipo de etiqueta más común por las dimensiones en la que puede ser impresa y por su precio.
  • Etiquetas activas: cuentan con una fuente de alimentación propia lo que les permite transmitir constantemente una señal y por tanto tener un alcance/rango de lectura superior (de hasta 100 metros). Es el tipo de etiqueta más cara debido al coste de su batería y trasmisor.
  • Etiquetas semi-activas: este tipo de etiqueta, al igual que las pasivas, se activan mediante la señal recibida del lector RFID, pero a diferencia de estas cuentan con una batería que alimenta el chip y le permite almacenar información y responder de forma rápida y segura. Tienen un rango de lectura superior al de las etiquetas pasivas pero a su vez su coste es superior y su vida útil inferior debido a la batería que lleva incorporada.

Cualquier tipo de etiqueta cuenta con un chip y una antena. La unión del chip RFID y la antena, sea grabado, adherido o impreso, es lo que se denomina el inlay RFID.

Etiquetas pasivas Etiquetas activas Etiquetas semi-activas
Fuente de alimentación Energía por RF desde el lector RFID Interna Batería interna para encenderse y energía del lector RFID para retrodispersión
Batería No
Rango de lectura Bajo (hasta 15 m) Alto (hasta 100 m o más) Medio (hasta 100 m)
Precio Bajo Elevado Moderado

Tipos de frecuencias RFID

Las etiquetas RFID pueden transmitir a diversas frecuencias (o señal de sintonización), las más utilizadas son las siguientes:

  • Ultra Alta Frecuencia (UHF): los sistemas UHF (Ultra High Frecuency) abarcan un rango de frecuencia desde 300 Mhz a 3 Ghz. Los sistemas RAIN RFID operan en las frecuencias entre el rango de 860 Mhz a 960 Mhz, cumpliendo con la norma UHF GS1 EPC Gen2 (ISO 18000-63). Existen diferencias entre regiones, en Europa se ha estandarizado el uso de una frecuencia de 868 Mhz, mientras que en Estados Unidos el estándar es de 915 Mhz (no permitida en Europa). El rango de lectura puede alcanzar los 12 metros o hasta los 100 metros en etiquetas activas, con una rápida transmisión de datos. Las etiquetas RFID UHF son las más económicas respecto a las demás frecuencias, aunque son muy sensibles a interferencias provocadas por objetos, edificios o infraestructuras. Las aplicaciones de las etiquetas RFID UHF suelen ser para sectores como el retail, logística, sector sanitario e industria farmacéutica para la trazabilidad, inventarios, localización de artículos y registros.
  • Alta Frecuencia (HF): el rango de frecuencia de las etiquetas RFID HF va desde 3 Mhz a 30 Mhz. Comunmente utiliza la frecuencia 13,56 Mhz, que es la utilizada por los sistemas NFC. Su rango de lectura va desde los 10 cm hasta 1 m y la sensibilidad a interferencias le afectan de forma moderada. Normalmente se utiliza este tipo de etiquetas para tarjetas de pagos, tickets y aplicaciones de transferencias de datos. Existen varios estándares para las etiquetas RFID HF como el ECMA-340, la ISO/IEC 18092, ISO/IEC 14443 A, ISO/IEC14443 y el JIS X 6319-4.
  • Baja Frecuencia (LF): las etiquetas RFID LF cubren el rango de frecuencia de 30 Khz a 300 Khz, aunque normalmente funcionan en la frecuencia 125 Khz o 134 Khz. Tienen un corto rango de lectura, hasta los 10 cm, con una lenta velocidad, pero resiste muy bien a las posibles interferencias. Existen diversos estándares como la ISO 14223 o la ISO/IEC 18000-2. Se suelen utilizar para el control de acceso y la identificación y trazabilidad de animales.
Ultra Alta Frecuencia (UHF) Alta Frecuencia (HF) Baja Frecuencia (LF)
Rango de frecuencia De 300 Mhz a 3 Ghz
868 Mhz (UE)
915 Mhz (EE.UU.)
3 Mhz a 30 Mhz
(13,56 Mhz estándar)
30 Khz a 300 Khz
(Frecuentemente 125 Khz o 134 Khz)
Rango de lectura Hasta 12 metros (pasivas)
Hasta 100 metros (activas)
De 10 cm a 1 m Hasta los 10 cm
Coste Entre 0,05 y 0,15€ Entre 0,10 y 0,75€ Entre 0,10 y 0,75€
Velocidad de transmisión Alta Alta Baja
Sectores Retail, Logística, Sanitario, Farmacéutico Bancario, Ocio, Lavanderías Industria, Ganadería, Lavanderías
Aplicación Inventarios, trazabilidad,
registro de palletes y contenedores,
almacenamiento, localización,
anti-hurto, control de entradas y salidas
Pagos, acceso,
transmisión de datos,
seguimientos, registros
Control de accesos, trazabilidad,
identificación, gestión cadena de montaje

¿Cómo implementar RFID?

Un proyecto RFID contará con diversas fases de implementación, desde una fase inicial de replanteo de procesos y definición de la infraestructura necesaria, hasta la selección del tag, instalación de equipos, integración de software hasta llegar al correcto funcionamiento de todo el sistema.

Es un proceso en el que empresa y proveedor, en este caso Bionix, trabajarán de manera conjunta para alcanzar la solución que mejor se adapte a la empresa y facilitar la transición de la compañía a una mayor digitalización.

En nuestro blog te contamos todos los pasos de un proyecto de implantación de tecnología RFID.

¿Cómo beneficia la tecnología RFID de Bionix Technologies a tu negocio?

  • Adquiere datos en tiempo real, información fiable, actualizada y sin errores para que los responsables puedan tomar decisiones precisas.
  • Al perfeccionar la gestión de datos y mejorar la ejecución mediante la automatización industrial, se minimizan los costes.
  • En Bionix ponemos a tu disposición nuestra tecnología y herramientas para mejorar la capacidad de producción y cumplir con los estándares de trazabilidad y seguridad.
Contacta con nosotros

¿Tienes alguna duda?
¿Hablamos?

Llámanos

+34 881 027 296

Envíanos un email

info@bionixtechnologies.com

Visítanos

Polígono Pocomaco Avenida Primera, N44, Parcela B3, Nave F. 15190 A Coruña, España

Actualidad

Lo último
en Bionix Technologies

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿en qué podemos ayudarte?