¿Qué es y cómo funciona la tecnología RFID?

Qué es RFID y para qué sirve.

La tecnología RFID ha revolucionado en las últimas décadas la cadena de suministro de múltiples empresas e industrias. Y esto ha sido así porque permite automatizar la gestión de stock e inventario y el control, tanto de los productos que llegan como de los que salen de una determinada empresa, comercio, centro médico, farmacia u organización.

¿Pero sabes qué es RFID y cómo funciona? En Bionix somos especialistas en la implantación de sistemas basados en esta tecnología innovadora, desarrollada en las últimas décadas a partir de un sistema de rastreo de la aviación enemiga que los británicos emplearon en la Segunda Guerra Mundial, como puedes leer en nuestro Blog . Vamos a explicarte en qué consiste.

Qué es RFID

RFID son las siglas de Radio Frecuency Identification o Identificación por Radiofrecuencia en español. Tras estas siglas que definen lo que permite hacer RFID está una tecnología capaz de almacenar, recuperar y regrabar una inmensa cantidad de datos (hasta cuatro millones de caracteres y millares de bytes) en un pequeño chip y transmitirlos a través de ondas de radio o radiofrecuencia.

Un código por cada producto

RFID permite incorporar además a ese chip un Electronic Product Code (Código Electrónico de Producto o EPC) único para cada producto. Por eso las primeras industrias en incorporar la tecnología RFID fueron aquellas con un alto volumen de movimiento de productos o mercancías como el retail, porque la tecnología identifica y localiza cada uno de los artículos, ya sean del mismo tipo, modelo, talla o color.

Pero además, al producirse de forma automática, la transmisión de la información es absolutamente segura. Esto evita casi al 100% los errores de identificación de un producto, una cuestión clave en negocios con mercancías sensibles, como el sector farmacéutico o sanitario.

Transmisión rápida y segura

RFID es, en definitiva, un sistema de comunicación inalámbrica entre un emisor y un receptor. La peculiaridad de este sistema es que gracias a desarrollos tecnológicos como los de Bionix Technologies para el mundo de la logística, permite grabar, almacenar y transmitir una enorme cantidad de datos de forma automática en segundos e incorporarlos en tiempo real a los programas de gestión de las empresas u organizaciones.

El mayor avance que ha aportado el RFID y a diferencia de otros sistemas de identificación como el código de barras, es que permite una lectura masiva y sin contacto físico entre el emisor y el receptor, pero totalmente segura. Es capaz de inventariar cada uno de los artículos de un palé, aunque lo rodeen metros y metros de plástico y la información no puede ser descifrada o manipulada por terceros.

Por todo esto, RFID es la tecnología que mejor asegura la trazabilidad de cualquier clase de objeto y ha supuesto una auténtica revolución en la gestión de la cadena de suministro, especialmente útil en la actual situación derivada del Covid-19.

Cómo funciona la tecnología RFID

Y todo esto, ¿qué supone en la práctica? ¿Cómo funciona la tecnología RFID y qué te aporta? Para explicártelo mejor, hablaremos de los componentes de la tecnología.

Un sistema RFID está compuesto al menos por:

  • Una etiqueta inteligente RFID con un chip que almacena la información del producto y una antena para transmitirla.
  • El lector RFID que extrae la información de la etiqueta y la envía al sistema de procesamiento de datos.
  • Un Middleware RFID  o sistema de procesamiento de datos que recoge la información y la transmite a los programas de gestión de la organización como un ERP.

La tecnología RFID tiene un funcionamiento muy simple. El lector envía una señal de radiofrecuencia con la que se activa una solicitud de información a la etiqueta o etiquetas del radio de acción establecido. Estas etiquetas envían la información por radiofrecuencia al lector, que la interpreta y en algunos casos la edita para añadir datos sobre la trazabilidad del producto antes de enviarla al sistema de procesamiento de datos.

Este Middleware RFID actúa como nexo de todos los componentes y se encarga de incorporar la información recogida en el sistema de gestión de la organización. Y lo mejor es que todo este proceso dura unos segundos, mucho menos de lo que hemos tardado en explicártelo.

Existen diversos tipos de tarjetas y de lectores, en función de las necesidades de la organización en la que vayan a implantarse. En Bionix Technologies, disponemos de diferentes dispositivos adaptados a cada necesidad que además personalizamos para responder a los requerimientos de cada cliente, ya sea una gran empresa o un comercio.

Qué aplicaciones tiene la tecnología RFID

La tecnología de identificación por radiofrecuencia tiene múltiples aplicaciones y usos, gracias a que las etiquetas son de pequeño tamaño y pueden adherirse o integrarse en prácticamente cualquier objeto, incluso en un ser vivo.

Precisamente por esto, es una tecnología que está presente en nuestras vidas y nuestro entorno, probablemente mucho más de lo que te imaginas. Estos son algunos de los usos frecuentes de RFID:

  • Tarjetas de crédito
  • Microchips de identificación de mascotas
  • Microchips de ganado
  • Etiquetas de toda clase de artículos de consumo (alimentos, prendas de ropa, medicamentos, etc.)
  • Medios de pago
  • Tiendas
  • Farmacias
  • Centros sanitarios y geriátricos
  • Industrias
  • Centros logísticos
  • Control de aforos en edificios y establecimientos

Ventajas de la tecnología RFID

En Bionix Technologies somos especialistas en RFID y en fabricar tecnologías disruptivas, que combinan RFID, Inteligencia Artificial y el llamado Internet de las Cosas para interconectar todos los elementos de la cadena de suministro. Ofrecemos una solución integral.

Actualmente estamos presentes en sectores como el retail, la salud y la industria y contamos con soluciones que permiten ganar eficiencia, reducir costes e incrementar ventas. Estas son algunas de las ventajas de nuestros sistemas:

  • Fácil instalación e integración.
  • Lectura de diversos artículos en cuestión de segundos.
  • Ahorro de tiempo y costes.
  • Datos fiables y en tiempo real.
  • Trazabilidad total de cada uno de los artículos a lo largo de la cadena de suministro.
  • Reducción de merma por pérdida desconocida.
  • Adaptación de la tecnología a tu negocio.
  • Personalización de los procesos.
  • Mejora la gestión de recursos.

La automatización del control de mercancías permite no sólo ahorrar tiempo sino mejorar la experiencia de tus clientes, lo que redunda en un incremento de las ventas y tus beneficios. Si quieres conocer nuestra experiencia en el sector retail, no te pierdas nuestro vídeo sobre el funcionamiento de RFID. Digitaliza tu cadena de suministro y benefíciate de todas sus ventajas.